fbpx

¿OKUPAS EN TU CASA? QUE DEBES HACER

2018

La ocupación de viviendas se está convirtiendo cada vez más en uno de los importantes temas a tratar hoy en día, anteriormente por el tema de la crisis, y actualmente por los precios de alquiler tan elevados, todo esto agranda el problema, pues son muchas las familias que hoy en día no llegan a final de mes, pero también muchas las las bandas que se dedican a hacer negocio con viviendas vacías.

Este problema se está viendo mucho en grandes ciudades o lugares donde los precios del alquiler son más elevados, de hecho, los condenados por delito de usurpación, es decir, los Okupas, se han multiplicado por siete desde el estallido de la crisis.

Gracias a la nueva Ley del desahucio exprés, que entro en vigor el 2 de julio de 2018, los propietarios se sienten más seguros y protegidos, ya que esta nueva ley garantiza que el dueño recupere de inmediato su inmueble por la vía civil, agilizando el desalojo de Okupas.

Hay que especificar que esta ley es únicamente para particulares, ya que esta ley ha dejado de lado a los bancos, siendo estos los que también sufren la ocupación de mafias y bandas organizadas que se dedican a hacerse con pisos y edificios vacíos, cambian las cerraduras, y venden las llaves a Okupas, la mayoría de los bancos.

¿Cómo recupero mi vivienda?

Lo primero que debe hacer el propietario, es presentar una demanda en los juzgados acreditando que se trata de su propiedad, normalmente vale con la escritura del inmueble.

Después el juzgado tramita la demanda, teóricamente la idea de la ley es que esto fuera al instante, pero dependerá de la prioridad que le de cada juzgado y de los medios que dispongan. Una vez tramitada la demanda, los Okupas tienen solo 5 días hábiles para demostrar el justo título de esa propiedad, como por ejemplo el contrato de alquiler.

Si los demandados no aportan ningún título que pruebe su derecho a permanecer en la vivienda, ninguna justificación, el tribunal ordena la entrega inmediata de la vivienda a su legítimo dueño. Hay que tener en cuenta los medios con los que cuenta el ayuntamiento y la policía con respecto a los desahucios, pues puede demorarse este plazo dado por la ley.

Hay que resaltar, que, contra la decisión del tribunal, no se puede imponer recurso alguno por parte de los Okupas, y se llevara a cabo el desalojo contra cualquiera de los ocupantes que se encontrara en ese momento dentro de la vivienda. Además, la policía ya no necesitara que se identifiquen, como pasaba anteriormente con la ley.

Una vez seguidos estos pasos ya no podrán evitar el desalojo, y una vez dictada la orden, en caso de que se resistan, la policía ejecutará el desahucio por la fuerza.

En el caso que sea una familia vulnerable, según la Ley, se deberá poner en conocimiento de los servicios públicos competentes en materia de política social, pero siempre con el consentimiento de los interesados, para que en un plazo de 7 días pueden adoptar medidas de protección que requieran.

Es importante solicitar la “Entrega inmediata”, si no se solicita la entrega inmediata y el demandado no contesta en 10 días, la Ley dispone que el juez dice sentencia de inmediato.

Hay que resaltar, que toda esta gestión produce un gasto para el propietario, porque una vez recuperado el inmueble y aunque los Okupas sean condenados a pagar las costas y los desperfectos ocasionados, en la mayoría de ocasiones se declaran insolventes, de modo que, al final, el propietario no será indemnizado. El coste dependerá del tipo de vivienda y del abogado y procurador que se elija, pero la factura final suele oscilar entre los 600 y los 3.000 euros.

¿Y si es tu vivienda habitual?

En este caso, ya no se trata de un delito de usurpación sino de un allanamiento de morada y se castiga con penas de prisión de hasta dos años, por lo que los Okupas intentan cerciorarse antes de que no se trata de una vivienda habitual. La Justicia actúa de forma más rápida en este caso e incluso la policía ha llegado a entrar por la fuerza si el propietario les avisa de que le “estaban robando”, no de que había Okupas.

¿Y si no demando y los desalojo por mi cuenta?

Al margen de las recomendaciones de los expertos, circulan por numerosos foros de la red algunas sugerencias que ponen en valor la picaresca del propietario, como, por ejemplo, no denunciar y esperar con un cerrajero a que los Okupas salgan de su propiedad (lo harán), cambiar otra vez la cerradura, quedarse en la casa y cuando estas personas intenten volver a entrar, denunciar allanamiento de morada. El problema es que muchos Okupas ya se saben este truco y, por eso mismo, en cuanto entran son ellos mismos los que llaman a la policía haciéndose pasar por un vecino denunciando que hay Okupas.

También en el Código Civil, ya hace referencia a este tema el artículo 441, que establece que “en ningún caso puede adquiriste violentamente la posesión mientas exista un poseedor que se aponga a ella, el que crea con acción o derecho de privar a otro de la tenencia de una cosa, siempre que el tenedor resista la entrega deberá solicitar auxilio de la autoridad competente”.

¿Qué opinas sobre este artículo? deja tu comentario. ¡Gracias!

Comparte este artículo para que otras personas puedan leerlo

Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¡Ponte al día!

Suscríbete a nuestro blog y recibe las últimas novedades de la actualidad en el mundo inmobiliario, ideas de decoración, trucos para el hogar.. y más

¡Suscríbete!

Call Now Button